Imprimir

Airbus negocia con los países clientes del A400M para que no le penalicen

400penalicen

Airbus está negociando con los países compradores -España, Francia, Reino Unido, Alemania, Bélgica, Luxemburgo, Malasia y Turquía- del avión de transporte militar A400M para que dejen de aplicarle penalizaciones financieras por los sucesivos retrasos en la entrega y le permitan más flexibilidad.

El presidente de Military Aircraft y Airbus España, Fernando Alonso, explicó en un encuentro con periodistas en Sevilla, que el grupo está ofreciendo a los países clientes los A400M con más capacidades militares, compensando así los retrasos y evitando las penalizaciones financieras.

Airbus ya tiene homologadas las capacidades de este avión para paracaidistas, soltar carga en vuelo, abastecimiento en vuelo y autodefensa, aunque Alonso ha indicado que la compañía trabaja para aumentarlas.

Alonso subrayó que el fabricante europeo no pide más dinero a los países clientes, sino "comprensión" a la hora de penalizar, teniendo en cuenta la dificultad de los muy ambiciosos requisitos técnicos de este avión, que el consejero delegado de Airbus Defence and Space, Dirk Hoke, considera el "más complejo y moderno del mercado".

El presidente de Airbus España ha asegurado que la producción y las entregas del A400M se han estabilizado, tras los problemas de 2016, año en el que, finalmente, se entregaron 17 unidades, una de ellas a España, país que recibirá durante el presente ejercicio su segundo avión.

En lo que va de año, se han entregado ya 5 unidades del A400M y, en total, 43 desde el lanzamiento de este aparato.

El fabricante europeo prevé que el coste final del programa del A400M ascenderá a24.000 millones de euros, a los que se suman 7.000 millones de sobrecostes generados hasta ahora, según Hoke.

El consejero delegado destacó, por otro lado, la apuesta de Airbus por sutransformación digital, que supondrá un cambio de cultura de la compañía y afectará tanto al área de producción como a las de gestión o comercialización.

El grupo tiene previsto crear productos más inteligentes, plataformas digitales y nuevos servicios como, por ejemplo, mantenimiento predictivo de los aviones, además de dar más impulso a la ciberseguridad, producto que lleva desarrollando desde hace un tiempo, añadió.

La compañía considera que el futuro está en aviones cada vez más inteligentes y sobre todo conectados entre sí, ha matizado.

En este sentido, entre otros proyectos, Airbus Defence and Space quiere convertir el tanquero A330 MRTT en un "nodo de comunicaciones", capaz de controlar todo el entorno de combate.

El fabricante europeo también prevé desarrollar en el futuro un nuevo avión de combate y aunque "aún no se sabe cómo será", quiere que integre tanto sistemas tripulados como no tripulados y drones, precisó Alonso.

En cuanto al avión C295, cuya producción se ha reducido de 16 a 10 unidades anuales, Airbus no prevé incrementarla en los próximos años, pero analizará la situación de nuevo cuando empiecen, a finales de 2019, las entregas de las 16 unidades contratadas por Canadá, dijo Alonso.

Airbus quiere ser prudente con la producción de este avión, al tratarse de un nicho de mercado muy pequeño y, por tanto, muy volátil y, en opinión de Alonso, 10 unidades es un número que permite una producción estable y sin vaivenes.

Fuente: El Mundo